Vivienda compartimentada en Gijón, proyectada bajo el estándar Passivhaus y actualmente en proceso de certificación.
El objetivo fijado fue conseguir reducir el consumo de energía, conservando unos altos niveles de confort térmico y contando con una buena calidad del aire interior.

Distribucción de la vivienda

Se distribuye en planta de sótano, baja y un pequeño altillo abierto sobre el salón.
En la planta de sótano se ubica la zona de servicio con cuarto de instalaciones, zona de lavado y plancha, espacio para usos múltiples y un dormitorio con cuarto de baño independiente. La iluminación natural en esta planta se realiza mediante patios ingleses.
En la planta baja se ubican la zona de día y la de noche totalmente diferenciadas.
La entrada se ubicada en la zona norte y los porches en la zona sur. Por el altillo se accede a una terraza ubicada sobre uno de los porches.

Se ha tenido especialmente cuidado en adaptar el diseño al clima, estudiando la orientación, la posición, el dimensionado de las aberturas y la forma del edificio.
Se parte de “la forma ideal” proyectando una casa compacta y alargada, de planta rectangular, cuyo lado mayor va de este a oeste. Lo que favorece que el edificio se abra hacia el sur, dejando que la radiación solar penetre y caliente el interior aprovechando esa energía en los meses de invierno. En cambio, se reduce la existencia de ventanas en el resto de orientaciones para evitar así las pérdidas de calor.

Soluciones

Se han incluido soluciones de protección solar según la orientación, permitiendo el paso de la luz, al tiempo que se salvaguarda la privacidad y seguridad necesarias en una vivienda. En la fachada Sur se han dispuesto además de los porches, dos pérgolas con lamas que maximizan la captación de energía en invierno y se minimiza en verano.
También se ha cuidado al máximo el ajardinamiento con la ubicación de 4 abedules de hoja caduca en la fachada Oeste que permiten su sombreamiento en verano liberando humedad al ambiente cercano y generando una mayor sensación de frescor.

Ventilación controlada

En esta vivienda Passivhaus la ventilación controlada de los espacios asegura una ventilación higiénica de la vivienda, y un suministro ininterrumpido de aire fresco y filtrado en dormitorios y salas de estar. El recuperador de alta eficiencia se encarga de que ese constante aire fresco, esté a temperatura similar a la de la estancia. También cuenta con by-pass para permitir realizar free-cooling, normalmente durante las noches frescas del verano.